Buscar
  • Juan Berretta

Una cooperativa de solidaridad ilimitada

La Cooperativa Agrícola Limitada de Micaela Cascallares en el marco de la celebración de su 88 aniversario en el mes de marzo entregó 3.800.000 pesos a 15 instituciones del distrito, un monto sin precedentes para este tipo de acciones. "La entidad siempre tuvo como característica la preocupación social y como objetivo participar en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de las localidades donde desarrolla sus actividades”, dijo su presidente, Alejandro Albertsen.







El cumplimiento del séptimo principio cooperativo, “preocupación por la comunidad”, es una marca registrada en la trayectoria de la Cooperativa. Así lo demuestra su historia, signada por aportes y ayuda a las instituciones que trabajan para llevar adelante funciones clave en la comunidad. Pero otra característica de la entidad es ir por más, por eso decidió redoblar la apuesta.

Para su 88 aniversario, en el mes de marzo, se produjo un hecho que marcó un hito en la vida de la entidad. Como ya es habitual en cada aniversario, la cooperativa realiza donaciones a instituciones de bien público de Tres Arroyos, de Cascallares y de paraje El Carretero, pero esta vez la cifra que entregó no registra precedentes en nuestro medio en lo que aporte de empresas privadas a entidades se refiere: 3.800.000 pesos. Así se logró casi cuadruplicar lo donado en 2018, una excelente noticia para las 15 instituciones beneficiadas que, al igual que el resto de la comunidad, están atravesando momentos muy complicados.

“Se trata de un monto sin precedentes en donaciones de empresas privadas a instituciones de bien público en nuestro medio y ante la difícil situación que atraviesan las instituciones dedicadas a ayudar a los habitantes de menos recursos, y al enorme esfuerzo que realizan las personas que las representan dedicando muchas horas de su vida a la tarea de asistir a los demás, es una satisfacción enorme poder contribuir con un granito de arena”, indicó el presidente de la cooperativa, poniéndole voz al sentir de todos los integrantes del consejo directivo.

“Además de cumplir con uno de los principios básicos del cooperativismo, como lo es la solidaridad. Algo que siempre tuvo muy presente esta institución”, agregó.

Albertsen aseguró con satisfacción: “Acá está demostrado que el sistema cooperativo funciona. Y que es el mejor, no tengo dudas. Si bien es cierto que en la actualidad existe una competencia descomunal, nosotros tratamos de mantenernos competitivos sin descuidar el resto de los servicios que brindamos. Y también la función social que nos corresponde”.

De hecho, donaciones al margen, desde hace décadas la cooperativa es la pieza fundamental para que la pequeña localidad de Cascallares y sus poco más de 600 habitantes tengan mejoras constantes en su calidad de vida. La entidad, en casos haciendo el aporte del 100% del dinero y en otros colaborando con un importante porcentaje, concretó la forestación y pavimentación de algunas de sus calles; la instalación de una Sala Médica y la contratación de médicos especialistas; un complejo recreativo provisto de pileta, espacios cubiertos para reuniones y entretenimiento; viviendas para los empleados; las remodelaciones de la biblioteca, el club, la Escuela Primaria, la Escuela Secundaria , el Centro de Jubilados; la construcción del Centro Cívico, entre otras realizaciones.

Además, la entidad participó activamente y colaboró en la instalación de red de gas y agua corriente; instaló 20 cámaras de seguridad y hace unos meses se hizo cargo del recambio de gran parte de las luminarias de la localidad, instalando lámparas LED, que posibilitan una mejor iluminación.

Por otra parte, la cooperativa todos los años para el Día del Niño y para Reyes aporta la totalidad de los regalos que se entregan a los niños de la localidad.


0 vistas

©2019 -2020 Esteban Batalla